Alimentación del Betta



Alimentación del Betta 

La alimentación es uno de los aspectos más importantes en el cuidado de estos ejemplares, pues necesitan una dieta variada para mantenerse en condiciones idóneas. La buena alimentación es importante también para preparar la reproducción del Betta; la fertilidad aumenta en los ejemplares y se traducirá en una mayor producción de huevos en las puestas.
La coloración del pez, la salud y la fertilidad son solo algunos de los factores influenciados por la alimentación.
En su ambiente natural Betta está rodeado de insectos acuáticos y larvas de los mismos (mosquitos y crustáceos diversos). Esto les permite una alimentación abundante, favorecida por las altas temperaturas y una vegetación a veces muy densa. Los espacios vitales son pequeños (charcos y zanjas) y en ellos sólo sobreviven los más fuertes y sanos.
Los vientos monzones que duran unos 30 días al año, aportan lluvias y una baja de la temperatura que para esa época rondará los 27º C. El resto del año oscilará entre 24º C en invierno y 30º C en verano.
El agua no suele ser un gran problema para Betta ya que soporta oscilaciones desde medianamente dura hasta blanda y ácida. Para su reproducción deberá rondar los 10-12º dH y alrededor de pH 7.
La temperatura próxima a 28º C. La altura del agua será de entre 10 y 15 cm.
La alimentación deberá ser básicamente alimentos vivos, congelados y liofilizados. Acepta y resulta útil como sucedáneo, el corazón vacuno desgrasado, congelado y rallado con un rallador de verdura.
En el caso particular de Betta una dieta con exceso de grasas producirá deformidades corporales que si no se evidencian en la primera generación, serán cada vez más notoria en las generaciones futuras. Por lo tanto habrá que recurrir a larvas de mosquitos, pequeños crustáceos (Gammarus, pulgas de agua, camarón de agua dulce), pescado trozado, huevas de pescado y alimentos similares). También puede complementarse la dieta con escamas de dieta básica, pellets de base vegetal de alto contenido proteico y eventualmente pasta de criadero. No se debe prescindir en la dieta de productos vegetales, pues Betta no es un pez 100% carnívoro.
A continuación se enumeran algunos de los alimentos más significativos para la dieta del Betta Splendens: Los infusorios naturales: Los infusorios son el alimento vivo básico para los alevines de Betta; básicamente, los infusorios lo componen paramecios, microalgas y otros microorganismos, que se desarrollan en el agua. Los cultivos de infusorios pueden obtenerse de varios modos, destacando el uso de agua del acuario con lechuga triturada, expuesta 3 días al sol; además, es posible su integración en el hábitat del acuario, permitiendo su reproducción en el mismo y dejando cultivos disponibles para los alevines en tiempo real(en lugar de esperar que les alimentemos).
Los infusorios comerciales: También conocido como Liquid Fry, y disponible en distintas marcas comerciales; se trata de un preparado especial de infusorios para alevines, preparado y envasado para su distribución en tiendas de acuarofilia. Es un buen recurso cuando no se tiene tiempo para preparar infusorios para los alevines; destacar que el Liqid Fry nº1 es para alevines del tipo Betta(con una talla inicial casi microscópica) y el Liquid Fry nº2 es para alevines de una talla mayor, como los guppys(aunque pasadas las 3 semanas de vida de los Bettas es un alimento a tener
en cuenta en su dieta).
Artemia salina: La artemia salina es un pequeño crustáceo que se emplea fundamentalmente en acuarofilia como alimento vivo para alevines. La principal ventaja que este pequeño animal tiene es su fácil cría, no necesitando unas instalaciones e infraestructuras caras que nos roben una gran cantidad de espacio. Además la artemia cría con facilidad y rapidez.
Las artemias son un pequeño crustáceo de 10 a 20 mm. que habita en marismas saladas y zonas salobres. Estos animales se desplazan velozmente sobre su dorso por las aguas, y constituyen una parte fundamental dentro de la cadena alimenticia en los ecosistemas donde vive. El macho presenta unos apéndices prensiles en la parte inferior de la cabeza, que son usados durante la cópula. La hembra carece de estos apéndices.
Fuente: La alimentación del Betta splendens
Autor: Alejandro Varela González, “LITTL3”.
Medio de difusión http://mylittlebettas.com.es/