Definición de la Acuariofilia



1. Definición de la Acuariofilia.
Según los últimos cálculos el comienzo del Universo está cesado, hace unos
20.000 millones de años, pero la creación del sistema solar no se produjo
hasta hace 4.500 millones de años, y mucho tiempo tuvo que pasar para que
empezase la vida, hace 1000 millones de años que empezaron a aparecer
formas simples de vida, pero el tema que nos interesa la aparición de los primeros peces sobre la tierra se remonta a 400 millones de años, mucho antes de que los primeros homínido llegaran al planeta.
Para conocer los inicios de la Acuariofilia debemos remontarnos a los tiempos
en que los hombres que vivían alejados de ríos y mares, cansado de tener que desplazarse enormes distancias para poder conseguir pescado fresco, se dedicó a mantenerlo en cautividad para su posterior consumo. Esta actividad con fines gastronómicos se empezó a realizar en el Imperio Romano.
Aunque esta no es una buena definición de lo que es la acuariofilia, sí que se
puede entender como su comienzo, ya que, es posible que algún hombre se
interesara por los peces más por su aspecto que por su sabor y así naciera la Acuariofilia tal como la entendemos en nuestros días.
Pero fue en China y Japón donde la cría de carpas doradas era una práctica
común. Los primeros acuarios eran recipientes redondeados de porcelana o
las fuentes de los jardines.
La cría empezó en la dinastía Tang (618-907), sin embargo, sólo a partir de la
dinastía Song (970-1278) es posible demostrar con seguridad la presencia de
peces de colores, y en la época del emperador Hong-wu (siglo XIV) es donde
se empezó la producción industrial de peceras de porcelana.
En el siglo XVII llegó a Europa de las manos de los navegantes portugueses
que pretendían comercializar con ellos. El transporte de estos peces se realizaba
en grandes veleros donde se utilizaban cubas para ser guardados, el agua no se cambiaba en todo el viaje, por lo que unido a las altas temperaturas hacia que
los supervivientes fueran muy pocos.
Con la apertura de los acuarios de Londres
(1853), Paris (1861), Berlín (1869), y la llegada del
pez paraíso al acuario de Paris (1853), supuso el
comienzo de la introducción de las especies
tropicales como peces ornamentales, esto provocó
que se empezara a emplear sistemas de calefacción
como lámparas de petróleo y gas que mediante una
llama situada bajo el fondo del acuario recubierto
de arcilla elevara la temperatura del agua.
El descubrimiento en el siglo XVIII del oxígeno cono elemento esencial para
la vida supuso un importante adelanto en la acuariofília, la muerte de los peces
que tanto se daba en esta época, era debida a un agotamiento en el oxígeno del
agua. La introducción del oxígeno en un principio era debido a grandes globos,
sólo hasta después de la segunda guerra mundial, se empezó a fabricar los
primeros aireadores, y de esta época datan los primeros filtros.
El plástico y otros nuevos materiales permitieron posteriormente la fabricación
de numerosos instrumentos de buen rendimiento y bajo coste. Además, se intensificaron los intercambios de experiencias e información entre los
acuariólogos, que de este modo fueron perfeccionando las técnicas de cría de
peces y plantas.
Los transporte aéreos supusieron un nuevo impulso para la acuariología, pues
hicieron posible la importación rápida y segura de especies exóticas, así como
del instrumental técnico necesario para su cría.
Fuente: Estudio de las carpas ornamentales: la “carpa dorada” y la “carpa koi”.
Asignatura: Sistemas de acuicultura marina.
Escuela Politécnica Superior. Universidad de Almería.
Mayo, 2.002.