PRODUCCIÓN DE PECES ORNAMENTALES EN COLOMBIA Comportamiento reproductivo

Resultado de imagen para PRODUCCIÓN DE PECES ORNAMENTALES EN COLOMBIA Comportamiento reproductivo

PRODUCCIÓN DE PECES ORNAMENTALES EN COLOMBIA
Comportamiento reproductivo
Son especies muy tranquilas y tímidas, pero poseen gran territorialidad durante la época reproductiva atacando a cualquier otro individuo que se acerque a su nido.
Cuando dentro de los acuarios se presentan harenes es necesaria la colocación de una “cueva” para cada hembra, logrando de esta manera la reproducción, pues por lo general las hembras de estas especies son las que cuidan los nidos. Son animales que pueden convivir con otras especies en estanques y acuarios, siempre y cuando estas respeten su territorio.
Al estar estresados por lo general pierden su color característico, siendo este un gran problema a la hora de la comercialización.
Poseen cuidado parental hasta que las larvas alcanzan natación horizontal. Las crías se mantienen juntas (gregarios) hasta estadios juveniles.
Manejo reproductivo
El manejo se puede llevar a cabo de dos diferentes maneras: en estanques o en acuarios.
Estanques
Para este tipo de peces lo ideal son estanques pequeños (aproximadamente 50
m2) con una profundidad de 60 - 80 cm, donde son colocados de 1 a 3 individuos/
m2. Este tipo de estanques permite un mejor manejo ya que las labores de pesca se reducen por el fácil acceso, además de minimizar el estrés al que son sometidos en el momento de la cosecha.
Para lograr un desempeño reproductivo adecuado es necesario colocar en el fondo del estanque trozos de tubo PVC y piedras planas para que sirvan como sustratos para los huevos; además se hace necesario mantener buena cantidad de plantas acuáticas para que sean utilizadas como refugio de los jóvenes.
La utilización de estanques se recomienda más para la producción de apistogramas que para el ramirezi, quien prefiere el sistema de acuario que se describirá más adelante.
Dentro de las ventajas del uso de los estanques se pueden mencionar el fácil manejo y la alta disponibilidad de alimento vivo producido de manera natural, lo cual suple las necesidades de los animales en sus primeros estadios de vida. No obstante, aunque se evita el uso de alimento vivo producido artificialmente, la sobrevivencia de larvas no es tan alta como en el sistema de acuarios, aunque el crecimiento es mucho mejor. Una posible causa de la baja sobrevivencia puede ser la presencia de predadores, dentro de los que se destacan las larvas de odonata (libélula), razón por la cual dentro del manejo de los estanques es importante tener control permanente contra este predador.
Como fue mencionado, los reproductores se ubican en los estanques de tierra a una densidad de 1 a 3 individuos/m2, garantizando que hayan nidos y refugios suficientes.
Transcurridas 3 a 4 semanas se espera que tengan abundante producción de alevinos, procediendo para entonces a efectuar la cosecha, la cual se realiza utilizando un chinchorro fino con un ojo de malla inferior a 0,5 cm. Los alevinos obtenidos son seleccionados por tamaño y aquellos que han alcanzado la talla de venta son trasladados a acuarios o piletas para ser comercializados. Los individuos de inferior tamaño se trasladarán a estanques o piletas de crecimiento para que completen su ciclo y estén listos para su comercialización. Cabe anotar que el crecimiento de estos animales es lento, necesitándose la mayoría de las veces realizar este último procedimiento para alcanzar la talla deseada, la cual se obtiene por lo general 30 días después de la cosecha.
Fuente:  PRODUCCIÓN DE PECES ORNAMENTALES EN COLOMBIA
Autores
Miguel Ángel Landines
Freddy Roberto Urueña
Juan Carlos Mora
Liliana Rodríguez
Ana Isabel Sanabria
Diego Mauricio Herazo
Judith Botero Giraldo

Ministerio de Agricultura – Universidad Nacional de Colombia