PRODUCCION MUNDIAL, MERCADOS Y COMERCIALIZACIÓN DE SALMONIDOS.

ESPECIES POTENCIALES PARA CULTIVO: CULTIVO DE ESPECIES DE
AGUAS TEMPLADO-FRIAS.
6.- PRODUCCION MUNDIAL, MERCADOS Y COMERCIALIZACIÓN DE
SALMONIDOS.
Estos datos sobre generalidades del mercado de Salmónidos, pueden constituir solamente una guía para un productor interesado, ya que los mismos cambian a menudo y en el caso de los salmones, a partir especialmente, de su conversión en una commodity; debido en parte, a la extraordinaria producción actual y a la proyectada que, según varios expertos, alcanzará a más de 2 millones de toneladas para el año 2.010
Los mercados de salmónidos (principalmente del Atlántico, del Pacífico y trucha arco iris) han ido cambiando a través de la última década por lo ya manifestado y, en los últimos años, debido a los problemas económicos y financieros producidos en el Este Asiático (donde se encuentra Japón), su principal comprador. Este país con una población de 122 millones de habitantes, ejerce el mayor consumo de “productos del mar” a nivel mundial (cerca de 70 kg./persona/año). Este consumo, supone aproximadamente, un 40% del suministro de proteína animal en la dieta japonesa.
Históricamente Japón mismo abastecía su propio mercado, pero desde la década del ´80, con las restricciones pesqueras establecidas por todos los países a nivel mundial y la disminución en cuanto a su pesca de altura, aumentó drásticamente sus importaciones de pescado.
Los cambios en los mercados mundiales producidos en los últimos 30 años, favorecieron a los productores en sus exportaciones hacia Japón, que crecieron ampliamente. Dentro de los productos de mar importados por ese país, fue ciertamente el salmón el que el que sufrió los más duros cambios en el esquema de abastecimiento (Fishery Journal, Yamaha, 1990). Desde siempre, fue el pescado más comúnmente buscado por los japoneses. En 1990, cada japonés consumía 44 kg. de pescado fresco y casi 14 kg. entre producto seco y salado por año. Dentro de este consumo, el salmón constituía un promedio de 1,1 kg en fresco y 3,3 kg. de seco y salado; con un total de 4,4 kg/año, por lo cual estaba considerado como el segundo producto consumido después del calamar.
Para 1987, el total producido mundialmente de peces salmónidos era de 904.000 toneladas según la FAO y en ese entonces Chile, prácticamente, no existía en la escena de la producción. En ese año, el total de salmón producido e importado por Japón fue de 293.000 toneladas, con lo que ese país efectuaba un consumo de no menos del 32% de la producción de salmón a nivel mundial. El salmón del Pacífico (O.kisutch) y el salmón chum (O.tschawytscha) son los considerados como de mejor calidad, aunque sin embargo, merced al fuerte marketing de Noruega a favor del salmón del Atlántico, el mercado japonés y actualmente el chino, los han introducido, sumado al que exporta actualmente Chile; con lo que, prácticamente, este mercado ha alcanzado su madurez.
Los modelos de consumo difieren en Japón según las áreas geográficas, siendo en general, menor en las grandes ciudades que en las áreas rurales. El consumo per cápita de productos del mar ha variado también según las edades, observándose últimamente, un menor consumo en la población juvenil, debido a los cambios de estilo de vida y a las condiciones de comercialización, que han conducido a cambios en los gustos, unido además al menor precio de la carne. En los últimos 10 años ha aumentado el consumo de proteína (carnes rojas y productos lácteos).
Cuando Chile nació a la acuicultura de Salmónidos y comenzó inmediatamente a crecer en forma rápida, se convirtió “naturalmente” en el proveedor del tradicional salmón plateado o coho y de trucha para Japón. Estas dos especies eran, primitivamente las de mayor cultivo en Chile. Posteriormente, también entró el salmón del Atlántico al mercado japonés en forma muy fuerte y reemplazando básicamente al “king” fresco de Nueva Zelandia y al salmón silvestre, proveniente de pesquerías. Aunque el mercado japonés se orienta por calidad, últimamente lo a hecho más por precio (Ovalle, 1999).
Noruega también accionó sus recursos de marketing en el mercado japonés y actualmente lo hace en el chino, lo que significa una competencia fuerte en comercialización de salmones, especialmente luego de la crisis económica ocurrida en los países asiáticos durante fines del siglo pasado. Sin embargo, el interés por el producto de salmón del Atlántico es muy creciente en Japón. Chile también compite por su producto trucha, con Noruega. Actualmente los productores deben seleccionar cuidadosamente las especies a producir, ya que además de la enorme producción salmonera mundial, existe también la producción silvestre que es cambiante según las temporadas pesqueras. Evidentemente, el tipo de cambio juega mucho en la comercialización hacia Japón y puede ser determinante para los productores de Chile, por ejemplo. El mercado de Estados Unidos continúa siendo interesante, debido al aumento del consumo que se ha producido en cuanto al salmón del Atlántico; lo que significa una buena perspectiva actual y futura (Seafood Int., 1/2000).
Fuente: - Dirección de Acuicultura -
Paseo Colón 982 - Anexo Jardín -

lluchi@sagpya.minproduccion.gov.ar