Manual de sanidad piscícola 2.1. EXlGENClAS NUTRlClONALES Y NlVELES EN DIETAS PARA CREClMlENTO

Manual de sanidad piscícola
2.1. EXlGENClAS NUTRlClONALES Y NlVELES EN DIETAS PARA CREClMlENTO
A medida que las explotaciones piscícolas crecen, se hace necesario mejorar la rentabilidad de las mismas en cuanto a mayor productividad a menores costos. Para que el desarrollo de los peces sea efectivo, debe considerarse, de un lado, los requerimientos nutricionales de las especies cultivadas en cuanto a energía, proteínas, Iípidos, vitaminas y minerales, y de otro, la disponibilidad de las materias primas, su costo y su digestibilidad.
Proteína
Es el componente dietario de más importancia, debido a que es el constituyente básico de las células, es fuente de energía y es fundamental para el crecimiento de los peces. Como ingrediente es el componente más costoso.
Además de la cantidad de proteína es importante su calidad, ésta depende de su composición de aminoácidos, que son las subunidades constituyentes de la proteína. Existen dos tipos de aminoácidos, los esenciales, que el pez debe tomarlos en la dieta ya que no los puede producir, y los no esenciales, que el pez los puede producir. De este modo, una dieta rica en aminoácidos esenciales es de mejor calidad que una dieta muy rica en proteína pero deficiente en estos aminoácidos.
Altos niveles de proteína en la dieta, aun tratándose de proteína rica en aminoácidos esenciales, superiores a los requerimientos para una especie en particular, son inconvenientes en razones de costos y por eficiencia en el aprovechamiento, además, los desechos resultantes del metabolismo de la proteína causan problemas de contaminación de las aguas.
Niveles de proteína por encima del óptimo en la dieta de peces, disminuyen significativamente la conversión alimenticia en la dieta, posiblemente debido a un desvío de la proteína en la producción de energía o por excreción de los aminoácidos absorbidos en exceso.
La tilapia alcanza la tasa máxima de crecimiento cuando es alimentada con dietas bajas en proteína bruta (PB), que es la proteína total contenida en la dieta (menos de 30%), mientras que un 31,6% es un nivel óptimo para el crecimiento de juveniles de cachama blanca.
Lípidos
Son necesarios como fuente de energía y de ácidos grasos esenciales.
Existen ácidos grasos que el pez no los sintetiza y por lo tanto se constituyen, al igual que la proteína, en elementos vitales en la dieta.
La función principal de los ácidos grasos es ser la mayor fuente de energía para el músculo de los peces, además son importantes en la formación de las membranas de todas las células del organismo.
Aunque los Iípidos son nutrientes de bajo costo en las dietas, los altos niveles en las dietas causan problemas durante el proceso de peletización de los concentrados y producen rancidez durante el almacenamiento, con lo que inducen disminución en el consumo de alimento, además, los lípidos producen efectos adversos sobre las canales, por exceso de deposición de grasas.
Para tilapias se considera que un 12% de Lípidos en la dieta genera un máximo crecimiento, mientras que para juveniles de cachama blanca se estima que un 4% de grasas con una combinación de carbohidratos del 20 al 36%, genera un óptimo crecimiento.
Carbohidratos
No se conoce cuáles son sus requerimientos en la dieta de peces, pero si no están presentes, se catabolizan (destruyen) proteínas, aminoácidos o ácidos grasos esenciales para producir energía, por lo que se cree que los carbohidratos se requieren para aumentar la eficiencia en el uso de la proteína, así como para disminuir la excreción de nitrógeno del catabolismo (destrucción) de los aminoácidos y de este modo evitar la contaminación del agua.
Los carbohidratos por lo tanto son necesarios como una fuente energética económica y aumentan la palatabilidad de los alimentos. En general su nivel varía con las especies, su proporción puede oscilar entre 30-
40% para omnívoros y entre 10-20% para carnívoros. En cachama blanca se usan niveles hasta del 36%.
Los peces omnívoros asimilan mejor los carbohidratos que los carnívoros, en estos últimos altos niveles de carbohidratos disminuyen el crecimiento y se acumulan en el hígado, pudiendo llegar a causar la muerte.
La celulosa no tiene valor energético para los peces y por eso un exceso en la dieta puede tener un efecto negativo.
Fuente: Manual de sanidad piscícola
UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA
FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y DE ZOOTECNIA
GRUPO DE FISIOPATOLOGIA
VETERINARIA

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y DESARROLLO RURAL