PECES SALMONIDOS



PECES SALMONIDOS
El período de incubación de las ovas, depende estrechamente de las temperaturas ambientales, pero en promedio, se acerca a las tres semanas después de producida su fertilización y hasta la eclosión (con alrededor de 12-13ºC constantes); o bien, dentro de los 4-7 días luego de haber recibido un stock, en “estadío de ojos” (si provienen del exterior o de fuera del establecimiento). En general, especialmente en el sector de cultivos de aguas frías, se maneja la información de cantidad de grados de temperatura acumulados por las ovas, concepto conocido como de Unidad Térmica
Acumulada (UTA) durante el período de su embriogénesis (comúnmente denominado “incubación de ovas”) hasta el máximo de UTA correspondientes a la especie, para que se produzca la eclosión de las mismas y el nacimiento de las larvas.
Al recibir ovas embrionadas del exterior del establecimiento, ellas llegan acondicionadas (bajo hielo) y portan la información sobre UTA, hasta producido el envío. El primer paso a la llegada de las mismas, es el aumento de la temperatura, gradualmente, hasta igualarla a la propia del agua a utilizar en la hatchery o laboratorio y el reemplazo de la cantidad perdida del embarque. El acondicionamiento de los huevos ya embrionados a la temperatura mencionada, debe ser realizado en artesas limpias o en otro tipo de contenedor utilizado por el productor, con regulación de la temperatura. El  proceso de acondicionamiento suele abarcar desde 30 minutos hasta 1 hora y durante el mismo, se agregan pequeñas cantidades de agua limpia. Se necesita remover suavemente las ovas, para asegurar una buena circulación de agua para todas ellas. Los contenedores (cajas, etc.) donde hayan sido transportadas, se deben destruir o desinfectar con cloro o formol en lugar alejado, para prevenir cualquier contaminación de la hatchery con organismos patógenos.
Los huevos pueden haber sido desinfectados previamente por el abastecedor, pero constituye una buena práctica volver a desinfectarlos nuevamente. Los desinfectantes utilizados para esta fase contienen iodina y debe administrarse durante 10 minutos solamente, en forma de baño, a una proporción de 100 ppm (partes por millón) de iodina libre. El iodóforo comercial, más utilizado como desinfectante, es la Argentyne o la Betadina que contienen 1% (10.000 ppm) de iodina disponible. Otros, como el denominado Wescodyne, contienen 1,6% o más de iodina disponible y requiere mayor dilución. Es necesario asegurar la exacta concentración del desinfectante a utilizar.
El desinfectante se mezcla suavemente al stock recibido de huevos, de tal forma que la superficie de todos y cada uno, entre en contacto con la solución.
Posteriormente se lavan con agua limpia para remover todo el residuo de iodina, antes de colocarlos en recipientes adecuados. Una vez finalizada la operación, pueden ser contados y dispuestos en los incubadores hasta su eclosión final.
En la incubación, pueden utilizarse diversos sistemas de incubadores: las incubadoras clásicas ubicadas en las bateas o raceways de tipo horizontal, las bandejas californianas o bandejas verticales, etc.
Fuente: - Dirección de Acuicultura -
Paseo Colón 982 - Anexo Jardín -
lluchi@sagpya.minproduccion.gov.ar