TRANSFERENCIA GÉNICA EN LUBINA (Dicentrarchus


INTRODUCCIÓN DE LA TECNOLOGÍA DE
TRANSFERENCIA GÉNICA EN LUBINA (Dicentrarchus

Otras estrategias, aún sin desarrollar, que proponen atacar dianas más
específicas son, la aplicación de la técnica del RNA (ácido ribonucleico) antisentido, y
el uso de ribozimas para bloquear la acción o destruir RNAs virales (Chen et al. 2000).
La expresión de proteínas de cubierta de virus, como la proteína G del virus de la
necrosis hematopoyética del salmón (IHNV), puede servir para bloquear los sitios de
unión al receptor, y de esta manera, competir con los virus que de forma normal se
unen a estos receptores. Por último, también se propone la transferencia y expresión de
genes implicados en la defensa inmunitaria, como son los interferones y las citoquinas,
para de esta manera estimular el sistema inmunitario.
Actualmente, los genes y proteínas implicados en muchas enfermedades apenas
se conocen, ni están caracterizados. A medida que se identifiquen estos genes habrá
posibilidades de usar nuevas estrategias biotecnológicas para combatir estas
enfermedades.
Peces transgénicos y toxicología ambiental
Los peces transgénicos pueden servir como sistemas de detección de
contaminantes en el agua. Existen líneas de pez cebra que contienen un gen indicador,
normalmente el de la proteína verde fluorescente (GFP) o la luciferasa de luciernaga
(luc), cuya expresión está bajo el control de un elemento inducible por algún
contaminante del agua (Maclean 1998; Carvan, III et al. 2000; Carvan, III et al. 2001;
Mayer et al. 2003). Así, se han utilizado promotores de choque térmico, promotores
que responden a metales pesados, o a hidrocarburos aromáticos.
Otra aproximación, en el área de la toxicología ambiental, son las líneas de
peces transgénicos pensadas para valorar el poder mutagénico de algunos compuestos
químicos y contaminantes del agua (Amanuma et al. 2000; Winn et al. 2000; Winn et
al. 2001; Winn 2001). Estos peces contienen en su genoma un gen que actúa como
diana mutacional. El gen diana se separa posteriormente del DNA genómico, y se
transfiere a un sistema bacteriano especializado para cuantificar las mutaciones.
Peces como biofactorías
Aunque no se han conseguido todavía resultados significativos en este campo, la
utilización de peces transgénicos para producir proteínas con interés terapéutico o
industrial ampliaría considerablemente las aplicaciones e intereses de la acuicultura.
Los peces presentan ciertas ventajas respecto a otros animales, sobre todo mamíferos,
para su uso como biofactorías: un desarrollo rápido, bajo coste de producción, y la
ausencia de riesgo de transferencia de retrovirus o de priones. Algunos autores indican
que el músculo del pez cebra puede utilizarse eficientemente como biorreactor (Gong
et al. 2003). Maclean y colaboradores están trabajando con tilapias transgénicas para la
producción del factor VII de coagulación humano (Hwang et al. 2004), y su posterior
purificación a partir de músculo.
Fuente: DEPARTAMENTO DE FISIOLOGÍA DE LA
REPRODUCCIÓN DE PECES Y BIOTECNOLOGÍA
INTRODUCCIÓN DE LA TECNOLOGÍA DE
TRANSFERENCIA GÉNICA EN LUBINA (Dicentrarchus
labrax)
ICIAR MUÑOZ FORCADA