TRANSFERENCIA GÉNICA EN LUBINA (Dicentrarchus labrax)


INTRODUCCIÓN DE LA TECNOLOGÍA DE
TRANSFERENCIA GÉNICA EN LUBINA (Dicentrarchus labrax)
Transferencia del gen de la hormona de crecimiento en peces
El primer trabajo en el que se introdujo una copia exógena del gen de la
hormona de crecimiento (GH) en un animal fue realizado en ratón (Palmiter et al.
1982). Se observó que la expresión de copias extra de este gen producía un aumento
extraordinario del crecimiento. Este trabajo significó el punto de partida para la
realización de este tipo de aplicaciones en especies ganaderas. La utilización de esta
aproximación en especies de peces cultivadas pretende un aumento en la tasa de
crecimiento en las primeras fases del desarrollo, con el fin de conseguir ejemplares
adultos de mayor talla e índice de conversión. Se ha aplicado esta técnica en varias
especies comerciales, como por ejemplo: trucha arcoiris, salmón atlántico y pacífico,
carpa, tilapia y pez gato.
Los primeros resultados en peces, aunque variados, resultaron prometedores. En
algunos casos, se ha conseguido aumentar el peso hasta seis veces, frente a un aumento
de dos veces conseguido en ratón (Duetal. 1992b).
En los primeros experimentos realizados en peces se usó el gen de la GH de
origen humano o murino, y promotores de origen vírico o provenientes de mamíferos;
pues no se disponía de secuencias de origen piscícola. La mayoría de estas
construcciones no fueron capaces de aumentar la tasa de crecimiento.
Posteriormente, se han utilizado construcciones con secuencias procedentes de
pez. Con ellas se han obtenido mayores niveles de expresión y una regulación mejor
del gen introducido; además tendrían una mejor aceptación pública (Liu et al. 1990).
Du y colaboradores (1992b) fueron los primeros en demostrar que era posible
conseguir un incremento importante del crecimiento en peces. Utilizaron una
construcción que contenía el promotor y las secuencias de poliadenilación de la
proteína anticongelante (AFP) de la babosa vivípara americana, (Macrozoarces
americanus L.), unidas al cDNA (DNA complementario) de la GH de salmón pacífico
(Oncorhynchus tshawytscha) (Du et al. 1992a; Devlin et al. 1995). Esta construcción
se transfirió por microinyección a huevos recién fecundados de salmón atlántico. Como
media, se obtuvo un aumento de peso de dos a seis veces en los animales transgénicos
respecto a los controles, llegando a obtenerse ejemplares trece veces mayores (Du et al.
1992b). El uso del promotor del gen AFP tiene ventajas importantes. Primero, este gen
se expresa predominantemente en el hígado (Gong et al. 1996), un órgano con gran
capacidad de síntesis y secreción. Segundo, el gen AFP sólo está presente en algunas
especies de peces, con lo que no interfiere con el metabolismo endógeno de aquellas
especies que no lo poseen. Tercero, se puede aprovechar la existencia de elementos
reguladores encontrados en el promotor AFP para modular la expresión según distintas
necesidades (Gong et al. 1991; Gong et al. 1996). Otros promotores que se han
utilizado para dirigir la expresión de GH en peces son, el promotor de la metalotionina
de salmón (Cavari et al. 1993), el promotor de la histona H3 de salmónidos (Chan &
Devlin 1993), y el promotor de la actina ß de carpa (Moav et al. 1993).
Fuente: DEPARTAMENTO DE FISIOLOGÍA DE LA
REPRODUCCIÓN DE PECES Y BIOTECNOLOGÍA
INTRODUCCIÓN DE LA TECNOLOGÍA DE
TRANSFERENCIA GÉNICA EN LUBINA (Dicentrarchus labrax)
ICIAR MUÑOZ FORCADA UNIVERSITAT DE VALENCIA
Servei de Publicacions 2006