Pez CONGRIO (Conger conger)


CONGRIO
(Conger conger)
Familia: Congridos
Otras comunidades:
Asturias: Látigo, correa.
Galicia: Congro.
Baleares: Congre.
Cantabria: Luciato.
Cataluña: Congre.
Valencia: Congre.
País Vasco: Itxas aingira.
Andalucía: Zafio.
Otros idiomas y países:
Francés: Congre.
Inglés: Conger.
Italiano: Grongo.
Alemán: Meeraal.
Distribución, hábitat y pesca: Atlántico, desde Senegal a Noruega.
Mediterráneo. Especie solitaria, silenciosa, de vida
nocturna, que habita en cuevas y oquedades de fondos rocosos,
donde se oculta, a profundidades entre 0 y 150 m (congrio
negro). El gris en lodos o arenales. Pescado astuto, difícil
de capturar, con maxilares muy potentes y cuya mordedura
es temida por los pescadores. No venenoso. Voraz pero no
agresivo, se alimenta de peces, crustáceos y cefalópodos, especialmente
chocos. Se captura con frecuencia en la propia
costa, en España atlántica y mediterránea hasta sobrepasar
Canarias, con líneas de mano (tanto artesanal como deportiva)
así como con redes de enmalle, nasas, trasmallos y palangres
de fondo. Gran resistencia a su captura con fuerte tirones
y serpenteos.
Características: Aspecto de serpiente. Cuerpo cilíndrico y cabeza
con perfil deprimido debajo del ojo. Hocico prominente
con un pliegue en el labio superior. Dos filas de dientes. Aletas
dorsal y anal, que llegan hasta la caudal, orladas en negro.
Color gris en el dorso y blanco en el vientre. Poros en línea lateral
bordeados en blanco. Carece de escamas. Talla máxima
300 cm y 65 kg, común 60-150 cm y mínima, Cantábrico, noroeste
y Golfo de Cádiz, 58 cm.
Similares o sustitutivos: Puede llegar a confundirse con la anguila
(Anguilla anguilla), si bien la dorsal del congrio arranca
mucho más adelante que en aquélla.
Similares o sustitutivos: Puede llegar a confundirse con la anguila
(Anguilla anguilla), si bien la dorsal del congrio arranca
mucho más adelante que en aquélla.
Otros datos de interés: Localmente es un pescado apreciado, de
carne dura, muy blanca y sabrosa, aunque con un claro inconveniente,
la presencia de múltiples y peligrosas espinas, si bien
éstas no son excesivamente difíciles de eliminar. Así, en el mercado
lo podemos encontrar en dos cortes, abierto (delantera o
cuerpo) y cerrado (cola), donde la concentración de espinas es
mayor.
Fuente: pescados y mariscos hermanos Gonzales-pdf