Ecología de la reproducción


Ecología de la reproducción y potencial
reproductivo en las poblaciones de peces marinos
Uno de los aspectos más importantes en esta clasificación es la que hace referencia
la cuidado materno, con la distinción de dos tipos: el oviparismo y el viviparismo. Las
especies ovíparas son aquellas que ponen huevos, y esros son fecundados externamente
por el macho. En las especies vivíparas los huevos son fecundados internamente y el
embrión es retenido en el sistema reproductor materno por un periodo de tiempo
determinado. En algunas especies, típicamente ovíparas, se puede producir
ocasionalmente una fertilización interna, es un tipo de viviparismo facultativo. Pero lo
normal es que el viviparismo sea obligado, es decir la fertilización interna es un requisito imprescindible para el éxito reproductivo. En este caso, se puede distinguir, a su vez, dos modos reproductivos: el viviparismo lecitotrófico, donde el embrión se desarrolla mayoritariamente a expensas del vitelo acumulado por la hembra en el huevo; y el viviparismo matrotrófico, donde hay un aporte continuo de nutrientes de la madre al
embrión.
2.2. Perspectiva temporal de la reproducción
Para maximizar el éxito reproductivo, un individuo debe repartir sus recursos
energéticos adecuadamente y además, debe procurar que su descendencia nazca en las
condiciones medioambientales adecuadas. Por tanto la estacionalidad con que se
produce la puesta es de vital importancia para el futuro desarrollo y supervivencia de la
descendencia.
2.2.1. Formación y desarrollo de las gónadas
(Bone et al., 1995), Nagahama (1983)
El aparato reproductor de los peces, a diferencia del resto de vertebrados, es
extremadamente variable, reflejo del amplio rango de modalidades reproductivas que
presentan, incluyendo el viviparismo. En este capítulo revisaremos solo el caso de las
hembras. Inicialmente el ovario se forma como un tubo hueco que se comunica con el
oviducto, cuya pared interna se pliega posteriormente adquiriendo una gran superficie.
La estructura del ovario, desde el peritoneo hacia la cavidad corporal es como sigue:
• Epitelio germinal, en continuo del peritoneo, a pesar de su nombre no contine
células germinales que se han trasladado hacia el interior (cortex). Sin embargo
sí sufre división celular para poder expandirse al madurar el ovario en cada
estación reproductiva.
• Por dentro se sitúa la Tunica albuginea, una capa de tejido conjuntivo.
A continuación se encuentra el Cortex que contine a las oogonias, ovocitos y
folículos. Estos componentes corticales se encuentran embebidos en el estroma,
que es tejido conectivo, vascular y neural.
• Por último se encuentra la medula, apenas distinguible (en cambio es la parte que
se diferencia en machos).
Fuente: Ecología de la reproducción y potencial
reproductivo en las poblaciones de peces marinos
Fran Saborido-Rey
Fran Saborido-Rey, +(34) 986 21 44 66; fran@iim.csic.es