Carpa Dorada


Estudio de las carpas ornamentales:
la “carpa dorada” (Carassius auratus) y la “carpa koi” (Cyprinus
carpio spp. koi).
ALIMENTACIÓN PRÁCTICA
Consideramos las tablas de alimentación y la distribución de alimentos.
En la siguiente tabla se muestra esta guía práctica para la alimentación de la carpa y en
la figura siguiente se considera la estrategia de alimentación en un estanque de aguas
templadas en función de la variación diaria de oxígeno disponible en el mismo,
encontrándonos que a primera hora de la mañana es el momento ideal de alimentación,
cuando el oxígeno es un factor limitante al atardecer y por la noche, debiéndonos asegurar la digestión y metabolización de los nutrientes en las horas posteriores a la ingestión. La frecuencia de alimentación cuando el hábitat es adecuado, es preferible en esta especie realizarla tan frecuente como sea posible, siendo recomendable el acudir a los comederos automáticos que facilitan el trabajo de distribución.
ALIMENTACIÓN DE INVIERNO
Conocido es el hecho de que por debajo del intervalo favorable de crecimiento de esta
especie, la actividad metabólica disminuye hasta un nivel 10 – 12 ºC, en el que es afectada considerablemente la ingestión de alimento. Cuando esto sucede, generalmente en invierno se recomienda seguir una estrategia de racionamiento diario, que, durante esta estación, dependiendo de la latitud, será mas o menos amplio, 60 a 120 días, en todo caso será necesario modificar el manejo del alimento.
En algunas ocasiones solo se pretende evitar la pérdida de peso que puede llegar a ser
del 10% al 20%, como consecuencia de la menor actividad alimentaria, por todo ello se
recomienda, por debajo de los 12 ºC., con una distribución en 3 días a la semana, a razón de 1% s.p.v. en los alevines y del 0,5% al 0,75% para los adultos, a medida que la temperatura suba se aumentara esta frecuencia hasta 5-6 días a la semana. Es muy importante en este sentido el asegurarse que el alimento sea ingerido, para lo cual es necesaria la dosificación precisa y el control de la comida no ingerida ya que de otra forma se llegaría a una grave alteración del medio y fondos en el cultivo.
En esta época es conveniente una ración de alta proteína, y en todos los casos el
objetivo es, además del ya señalado de evitar la pérdida de peso o si es posible un ligero
crecimiento, al mantener las poblaciones de carpas en mejor estado nutritivo y de salud, que eviten la implantación de enfermedades.
Otro problema a considerar es el de los cambios bruscos de temperatura, ±5 ºC, que se
puedan producir en el estanque y que en muchos casos puedan conducir a indigestiones,
cuando no a graves mortandades en el cultivo.
.Fuente: Estudio de las carpas ornamentales:
la “carpa dorada” (Carassius auratus) y la “carpa koi” (Cyprinus
carpio spp. koi).
Alumnos:
Asignatura: Sistemas de acuicultura marina.
Escuela Politécnica Superior. Universidad de Almería.
Mayo, 2.002.