Las amenazas para los cetáceos


Conservación de Cetáceos
La Convención de Especies Migratorias y sus Acuerdos
relevantes para la Conservación de Cetáceos
3 Amenazas para los cetáceos
Contaminación química
Existen muchas fuentes diferentes de contaminación
química, incluyendo residuos domésticos, vertidos
industriales, filtraciones desde vertederos, deposición
atmosférica, escapes domésticos, accidentes y vertidos
al mar, vertidos operacionales desde plataformas
petroleras, vertidos mineros y vertidos de la agricultura.
Muchos ríos, estuarios y aguas costeras cercanas a
grandes centros de población humana muestran señales
de eutroficación y contaminación por metales pesados.
Los afloramientos de algas tóxicas son cada vez más
comunes alrededor de estuarios y bahías.
Los impactos de la contaminación química sobre los
cetáceos varían desde la intoxicación física directa a la
degradación de importantes hábitats. Las sustancias
químicas que probablemente sean de mayor
preocupación para los cetáceos son los contaminantes
orgánicos persistentes (POPs) incluyendo pesticidas,
como el DDT, y productos químicos industriales, como
los PCBs entre los más famosos. Estos productos entran
en las cadenas alimenticias marinas y se acumulan a lo
largo de la cadena hasta llegar a los predadores tope.
Los daños al sistema reproductivo e inmunológico de
los mamíferos marinos (y de otras especies) son
probablemente consecuencia de la capacidad de
acumulación de contaminantes. Es sabido que muchas
poblaciones de cetáceos que portan cargas de
contaminantes pesados que pueden contribuir al
incremento de la mortalidad.
Ha habido mundialmente un incremento de informes
sobre enfermedades virales y bacterianas que afectan a
especies marinas así como también un aparente
incremento del afloramiento de algas tóxicas. Se supone
que la degradación del hábitat, en particular
incrementada por la contaminación química, ha
favorecido el brote de enfermedades y los efectos
inmunotóxicos de algunas sustancias han sido asociados
con la muerte en masa de mamíferos marinos.
Las presiones acumulativas y en aumento sobre los
cetáceos y la tendencia actual del cambio climático
podrían hacer a los cetáceos más susceptibles a
enfermedades. El transporte de patógenos alrededor
del mundo, por los movimientos de productos y aguas
de lastre, podría incrementar la exposición a
enfermedades y los contaminantes medioambientales
podrían estar facilitando la aparición de nuevas
enfermedades. Además, la exposición a sustancias
químicas que poseen efectos inmunotóxicos podría
disminuir la respuesta inmune de los cetáceos y las
afloraciones de algas podrían además incrementar el
número de poblaciones debilitadas por la reducción
de sus fuentes de debido a la muerte de presas.
Fuente: Conservación de Cetáceos
La Convención de Especies Migratorias y sus Acuerdos
relevantes para la Conservación de Cetáceos
Escrito por Margi Prideaux
Publicado por la WDCS, Altostraße 43, D-81245 Munich, Alemania
TEL:+49 (0)89 6100 2393
Fax:+49 (0)89 6100 2394