Peces tropicales



Peces tropicales, peces cuyo medio ambiente natural se encuentre en los Trópicos, por ejemplo, en las aguas interiores y costeras de África, América Central y Sudamérica, India o el sureste de Asia. En estas regiones, los peces tropicales siempre han tenido importancia económica y ecológica. Hace poco se ha reconocido su importancia a escala global, dado que son una fuente abundante de proteínas, un medio de control de enfermedades transmitidas por los mosquitos y una valiosa herramienta para la investigación médica.
Aparte de todo esto, los peces tropicales de agua dulce tienen un interés intrínseco. Llenos de colorido, a menudo de formas exóticas y de pequeño tamaño, son coleccionados y apreciados por acuariófilos de todo el mundo. La cría y el mantenimiento de peces exóticos por puro placer se ha practicado desde los tiempos más remotos; hoy en día se encuentra entre las aficiones más populares. Hoy se crían peces tropicales para venderlos.
Se mantienen en diversos tipos de acuario, que van de simples tanques a sistemas elaborados que simulan un hábitat natural, con dispositivos para mantener la temperatura del agua, filtrarla y airearla, así como plantas y organismos acuáticos vivos. Se les proporciona alimentos secos, que se venden en las tiendas de mascotas, camarones en salazón, diversos tipos de gusanos, o Daphnias, un pequeño crustáceo. Se les debe alimentar a diario, pero sólo en cantidades que sean consumidas en pocos minutos. La sobrealimentación es la principal causa de muerte entre los peces tropicales de acuario y la putrefacción de la comida no consumida que queda en el fondo del tanque genera condiciones sanitariamente malsanas.
Como ocurre con otros peces, las especies tropicales se dividen en las que alumbran crías vivas y las que ponen huevos. Las especies que producen crías vivas son las más fáciles de criar, pero hay que apartar a las crías de los adultos, puesto que son caníbales. Los peces ovíparos requieren condiciones ambientales específicas a largo plazo para su supervivencia. Entre los peces que alumbran crías vivas destacan el gupi, los coliespadas, las molienisias y los platipoecilus. Entre los que ponen huevos, aparte del popular pez dorado o carpín dorado, y el pez ángel, se encuentran el pez luchador (véase Pez combatiente), el pez cebra, así llamado por las bandas negras que atraviesan su cuerpo de forma transversal, y el neón, caracterizado por su banda iridiscente de color azul y verde.
La afición de criar especies marinas nativas de las costas tropicales y los arrecifes coralinos es reciente, para ello se emplean acuarios llenos de agua marina natural o artificial que deben estar equipados también con medios para controlar el equilibrio ácido-básico del agua. La reproducción de estos peces en cautividad es muy difícil.
Fuente: Enciclopedia Encarta 2.007