La composición del agua

La composición del agua

El pH (potencial de hidrógeno) es una característica del agua que se mide en una
escala de 1 a 14. Si el pH del agua es menor que 7, será ácida, y si es mayor, se dirá
que es un agua alcalina o básica.
Del pH del agua depende en gran medida qué tipo de peces se puede tener en un
acuario. Por ejemplo, si el agua de un acuario es alcalina, con un pH de 7,5 y una
dureza de 8 a 12 gH, será perfecta para mantener a peces Guppies, Mollies,
Espadas, Platys, etc...; sin embargo, nunca se podrá incluir en este grupo a la
variedad denominada Neones Cardenales. Para que puedan convivir, se necesitará
un pH de 7.0 y una dureza de 8 a 12 gH, pues esta última especie es de aguas
ácidas y blandas.
Por otra parte, es muy importante tener en cuenta el llamado 'ciclo del nitrógeno'.
Los restos de alimentos, heces y plantas producen en su descomposición amoníaco,
que, una vez entra en contacto con el agua se transforma en amonio. Éste, a su vez,
se transforma en nitritos por la acción de las bacterias nitrosomas, y luego se
convierte, por último, en nitratos.
Estos nitratos son sustancias muy nocivas si llegan a tener una alta concentración.
Por ello, se deben eliminar eficazmente y este proceso se puede llevar a cabo de dos
formas. En primer lugar, una solución bastante cara: adquirir un desnitrificador,
que, al separar el oxígeno del nitrógeno obliga a éste último a evaporarse en forma
de gas. Un método mucho más económico consistirá en cambiar parcialmente el
agua (entre un 15 y un 30% del total) cada 20 días.
Fuente: .mailxmail.com/curso-cuidados-peces-acuario/composicion-agua]