La alimentación del pez - Las lombrices (II)

La alimentación del pez - Las lombrices (II)

Continuamos hablando de los diferentes tipos de lombrices con los que podemos
alimentar a los peces.
Lombrices Grindal.- Tienen un tamaño más pequeño que las blancas, miden sobre
1,5 cm de longitud. Viven en un entorno más caliente y pueden ser cultivadas entre
21º y 24º. La técnica de cultivo es similar a la de la lombriz blanca, únicamente se
diferencia en el uso de turba sustituyendo la tierra. Crecen con mayor rapidez
debido a la temperatura más elevada y son adecuadas para las especies de peces de
menor tamaño.
Microlombrices.- Se trata de Nemátodos del género Anguillula, que incluye la
anguila del vinagre y muchas otras especies que viven en la tierra. La variedad
comúnmente cultivada es la Angula Silusiae. Es un animal vivíparo de unos 2,5 mm
de longitud que se multiplica con gran rapidez en un entorno favorable. Son un
alimento importante para los peces jóvenes, pero de poco interés para los de gran
tamaño. Su descendencia es muy pequeña y, por esta razón, es adecuada para la
alimentación de alevines.
Su cultivo se realiza en recipientes de poca profundidad, con unos 0,5 cm de harina
de avena o de trigo bien cocida. Hay que colocar pequeños trozos de madera
empapada en agua en fila, de modo que uno de ellos emerja fuera de la comida y el
resto se sumerja en ella. Así, las lombrices no sólo se encaramarán en la madera,
sino que también lo harán en los laterales del contenedor. No es aconsejable dejar
el cultivo descubierto y hay que guardarlo en un lugar oscuro y de temperatura
elevada (hasta un máximo de 27 grados).
Es más fácil mantener una serie de cultivos que alimentar los ya existentes. Por este
motivo, los nuevos cultivos se deben establecer cada semana para disponer de un
suministro constante de lombrices. Éstas pueden resistir la sequía si se almacenan
en recipientes herméticos para su posterior uso.
Fuente: mailxmail.com/curso-cuidados-peces-acuario/alimentacion-pez-lombrices-2]